Uno de los protagonistas del reconocimiento que el sector del agua tiene a nivel nacional e internacional es el Grupo Aguas de Valencia que, el próximo año, conmemora sus primeros 125 años de historia. Esta empresa que nació para dar servicio a la ciudad de Valencia está ampliamente arraigada en el territorio nacional además de haber iniciado en el último lustro diversos proyectos internacionales, tanto en África como en América Latina.

El valor de la experiencia

La notable evolución que ha tenido esta empresa en los últimos años se debe, en gran medida, a la búsqueda de la diferenciación a través de la constante innovación. Así, por citar sólo algunos ejemplos que ponen de manifiesto este posicionamiento estratégico, cabría citar las siguientes iniciativas pioneras:

Generación de biogás a partir del tratamiento de los fangos de las depuradoras. Derivada de esta línea de investigación, el Grupo Aguas de Valencia está liderando el proyecto LIFE ECODIGESTION, cuyo objetivo es aumentar la producción de biogás como energía renovable, a partir de la reutilización de los residuos de la industria agroalimentaria.

La recientemente reestructuración societaria del Grupo, que otorga a accionistas valencianos el control definitivo del mismo, hace prever la estabilidad necesaria para abordar un crecimiento sostenible en aquellos nuevos territorios y contratos donde aporte valor.

Transparencia en la gestión

Una de las claves que confiere a esta empresa una notable singularidad es su apuesta por la gestión de los recursos hídricos en base a unos criterios objetivos y transparentes. Así, junto con las empresas municipales de Aguas de Málaga y la Sociedad Municipal Aguas de Burgos, y la mixta de Aguas de Calpe se ha sumado al proyecto Mejores Valores, que persigue poner en común iniciativas desarrolladas desde el sector público y privado en materia de transparencia en la gestión del agua.

En los últimos años, el Grupo Aguas de Valencia ha reactivado su expansión internacional
Mejores Valores está impulsado desde la Unión Europea y, en España, lo lidera el Gobierno de Cantabria a través de la entidad pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía), adscrita a la Consejería de Medio Ambiente.

Desde 2013, el Grupo Aguas de Valencia es la única empresa española que incorpora esta acreditación de la gestión de riesgos como variable estratégica, gracias a que con el asesoramiento de la división de Consultoría Estratégica del Grupo Morera & Vallejo logró la especificación técnica AENOR EA31:2013. El Grupo Morera & Vallejo, así como el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) también participan en el proyecto Mejores Valores.

Esta especificación técnica acredita que el Grupo Aguas de Valencia ha implantado un Sistema de Gestión del Riesgo, que contribuye a minimizar aquellos riesgos globales que pueden afectar a las organizaciones, asegurando su sostenibilidad y la consecución de sus objetivos. La especificación EA 31 recoge las recomendaciones y directrices de la Norma internacional UNE-ISO 31000 Gestión del riesgo: Principios y directrices, que es una norma de carácter no certificable.

Crecimiento sostenible

Identificar claramente cuáles son sus valores y su aportación a la sociedad es lo que facilita el desarrollo de esta empresa. Así, derivada de esta visión por contribuir al desarrollo de la sociedad aportando su experiencia centenaria, hace escasas semanas, el Grupo Aguas de Valencia constituyó Aywa Servicios Ambientales, junto con el Grupo Morera & Vallejo y el Grupo Rusvel-Heliopol, para operar principalmente en Andalucía y con la misión de contribuir al cumplimiento de la Directiva de Depuración de Aguas Residuales, en esta Comunidad, aportando todo su bagaje en construcción, explotación y mantenimiento de instalaciones vinculadas al ciclo integral del agua.

Es líder absoluto del mercado nacional en la gestión de contadores inteligentes
Otra reciente adjudicación es el contrato de San Sebastián, a través de su empresa Vanagua, para gestionar los servicios de lectura, inspección y cambio de contadores, así como la facturación de agua y basuras de abonados. Así, durante los próximos cuatro años, más dos prorrogable, será la responsable de prestar el mejor servicio a los más de 98.000 abonados de la capital donostiarra.

Sin embargo, la relevancia que tiene actualmente en el territorio nacional no se circunscribe, únicamente, a su área original de actividad –la Comunidad Valenciana- sino que aporta servicio y valor a más de 300 municipios, a lo largo de 10 comunidades autónomas; facilitando un abastecimiento de calidad a casi 3 millones de personas y tratando las aguas residuales de una población equivalente de 2,7 millones de habitantes.

En los últimos años, el Grupo Aguas de Valencia ha reactivado su expansión internacional, como continuación a los proyectos llevados a cabo en el pasado, tanto en Venezuela y como en Costa Rica. Así, a lo largo de 2012 participó activamente en el Estudio de Inundabilidad del río Santa Magdalena, en Barrancabermeja (Colombia) donde realizaron análisis topográficos y batimétricos del mismo para evitar su desbordamiento periódico.

Por otra parte, desde hace más de dos años, asesora, a través de la Dirección Nacional de Aguas del Ministerio de Energía y Aguas de la República de Angola (MINEA), al gobierno de Angola en la gestión del agua de Malanje. Concretamente, su cometido es ayudarles en la puesta en marcha de la Empresa Pública de Aguas de Malanje y en la posterior gestión del ciclo integral del agua en la zona.

Además de contribuir a su puesta en marcha, los técnicos del Grupo Aguas de Valencia tienen el cometido de capacitar a Aguas de Malanje para lograr su crecimiento y hacerla crecer de 3.000 a 30.000 clientes en 2013. Complementariamente, debe poder asumir la gestión durante los próximos cuatro años de la ciudad de Malanje -500.000 habitantes- y otros 14 municipios de la provincia, que estarán a cargo de la empresa provincial.

El valor de la experiencia

La notable evolución que ha tenido esta empresa en los últimos años se debe, en gran medida, a la búsqueda de la diferenciación a través de la constante innovación. Así, por citar sólo algunos ejemplos que ponen de manifiesto este posicionamiento estratégico, cabría citar las siguientes iniciativas pioneras:

Es líder absoluto del mercado nacional, en la gestión de contadores inteligentes, teniendo operativos actualmente 450.000 unidades y teniendo como objetivo final alcanzar las 600.000 unidades, a finales de 2015.

Generación de biogás a partir del tratamiento de los fangos de las depuradoras. Derivada de esta línea de investigación, el Grupo Aguas de Valencia está liderando el proyecto LIFE ECODIGESTION, cuyo objetivo es aumentar la producción de biogás como energía renovable, a partir de la reutilización de los residuos de la industria agroalimentaria.

El laboratorio del Grupo, Gamaser, ha desarrollado un método revolucionario para la detección de legionella viable en 24 horas, frente a los 10-15 días que tardan los métodos actuales.

Futuro en clave global.

Una vez consolidada la estructura societaria del Grupo y gracias al notable crecimiento experimentado en los últimos años, los planes de futuro anunciados desde esta corporación, irán encaminados tanto a consolidar el territorio nacional como a incrementar su presencia en África y Latinoamérica, con los proyectos actuales y potenciales que se presenten.

La premisa fijada para dirigir la estrategia de expansión del Grupo es que los nuevos territorios y las diversas actividades que vaya incorporando a su gestión deberán aportar valor y, sobre todo, permitir un crecimiento sostenible y desarrollo futuro, además de generar sinergias con el resto del negocio. En este sentido, licitará por aquellos en los que pueda consolidar su presencia sin generar riesgos añadidos al accionista de la sociedad.

En definitiva, el Grupo Aguas de Valencia es un operador activo, atento a las diferentes oportunidades de negocio que puedan surgir en el ciclo integral del agua, en España y en el extranjero, pero fiel a unos principios muy claros: satisfacer las necesidades reales de sus grupos de interés además de ser un dinamizador de un auténtico desarrollo sostenible (económico, social y ambiental) de las regiones en las que está presente.

Fuente: iagua