El Grupo Aguas de Valencia lidera el proyecto europeo Life Ecodigestion, que tiene por objetivo aumentar la producción de biogás como energía renovable a partir del reciclado de los residuos de la industria agroalimentaria, lo que contribuye así a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Gracias a la nueva tecnología de automatización de dosificación propuesta y la digestión conjunta de los residuos de la industria y los fangos en los digestores de la propia depuradora, se aumentará el potencial de producción de energía renovable e incrementa la capacidad de codigestión de los residuos. Todo ello se traduce en la valorización de los residuos en lugar de su eliminación, en un mayor autobastecimiento en la planta y en una reducción de los costes de tratamiento del productor.

Este proyecto, cofinanciada por la Unión Europea y que se prolongará durante 36 meses, ha sido aprobado en la edición LIFE+ 2013, titulada ‘Automatic control system to add organic waste in anaerobic digesters of WWTP to maximize the biogas os renewable energy’.

Desde Aguas de Valencia han destacado también la contribución a la consecución del objetivo de generación de electricidad a partir del biogás proveniente de los lodos de depuradoras en 2020 (Plan de Energías Renovables de España 2011-2020) y del objetivo europeo de cuota de energía procedente de fuentes renovables (Directiva 2009/28/CE).

Este proyecto pretende la “lucha contra un problema ambiental doble”: en primer lugar, la escasez de combustibles fósiles y su estrecha relación con la producción de gases de efecto invernadero y, por otro lado, la creciente producción de residuos orgánicos de elevado poder contaminante y su desaprovechamiento como recursos.

Fuente: ingenieros.es